Portada » Culture Club » El Ladrón y La Mulatera

El Ladrón y La Mulatera

Historia de un ladrón argentino integrante de la famosa banda del “Mincho Martinicorena”, hombre que veraneaba junto a su bella chica en playa “La Mulata”.

Por José Roig

Playa
Playa “La Mulata”

Hoy voy a contarles una historia muy pintoresca que sucedió en La Playa La Mulata. Por aquellos tiempos era muy común que los argentinos vinieran a veranear a Montevideo y nuestra playa era muy conocida por su entorno familiar y tranquilo.

Recuerdo que por la calle Pablo Podestá había muchas casas con garages hacia abajo, o sea subterráneos, que los propietarios alquilaban a los veraneantes.

Un  día apareció una pareja de Argentinos, él un hombre como de una estatura de 1.75, más bien musculoso y rubio, tenía un tatuaje de un ancla en el brazo derecho. Ella morocha de pelo bastante largo y bonita, para el deleite de los jovencitos como quién escribe, se ponía en las rocas bien contra el Náutico a  tomar sol en bikini y se desabrochaba los breteles. En aquella época nadie lo hacía y las madres no  dejaban que sus hijos fueran a las rocas….otros tiempos, le pusimos  el mote de La Mulatera, así la conocíamos todos los habitúes de la playa.

Él pasaba en la orilla, charlaba con todos, era muy simpático y a los que le preguntaron siempre dijo que estaba de vacaciones con su esposa. Algunas veces venía otro morocho mas delgado y se retiraban para hablar entre ellos. Hasta ese momento, no había nada de extraño, estaban a la vista,  a esa altura ya los conocimos todos.

En simultaneo, la noticia del momento era generada por una banda de ladrones que estaba asolando Buenos Aires, habían cometido varios  robos con una audacia impresionante. Se decía que luego de un tremendo tiroteo en uno de esos robos, había muerto un policía. Un tiempo después se supo que sus integrantes se habían refugiado en Montevideo. Pues bien empezaron las elucubraciones, en ese momento se comenzaba a sospechar del hombre musculoso y rubio compañero de la bella dama. Él sería un integrante de la banda? Quién le iba a preguntar?

La  banda era liderada por un uruguayo, el famoso Mincho Martincorena, hombre ya célebre por su audacia sin límites y sus enfrentamientos con la policía Argentina.

Días después mi Padre escuchó que estaban buscando al (Bananita), un integrante de la banda del Mincho que supuestamente estaba refugiado en Montevideo. Que sorpresa!!! El simpático rubio musculoso y bella mujer desaparecieron instantáneamente de La Mulata y todos quedamos con la duda de si sería o no ese integrante de la banda del que tanto se hablaba.

Al poco tiempo la policía atrapaba a uno de los integrantes de la famosa banda por la zona de 8 de octubre. Imagínense quién podía ser?

El hombre atrapado era nada más ni nada menos que nuestro simpático turista de playa “la Mulata”. Ese hombre rubio y musculoso del que todos sopechaban  era realmente el Bananita. Casi enseguida se supo que El Mincho andaba por la zona de la cantera de los presos; Minnesotta y Larravide, un lugar a pocas cuadras de Comercio y Av.Italia, refugio por aquellos años de muchos malvivientes, lugar que hoy aún existe como asentamiento.

Poco después, el Mincho Martinicorena fue acorralado por la policía en la cancha del Club “La Luz” y fiel a sus costumbres se resistió a tiros.  Pero  la policía logró entrar a su refugio y lo mataron, según las crónicas de 30 balazos…por las dudas.

Quería compartir esta historia, ya que marcó mucho a la gente de la playa por aquellos días….

 Gracias..!!!

5 Comentarios

  1. VivianBerenguer deBranaa

    Que lindas historias!!!gracias por compartir sus vivencias…..

  2. José Roig muchas gracias por éste relato!!! Es un placer poder leer éstas historias cortas, uno se siente dentro del pasado y se reviven los cuentos de nuestros abuelos!!!
    Saludos Moira Capurro

  3. Muy interesante historia, los recuerdos afloran. Gracias por compartirlas

  4. Realmente interesante tu relato.
    Recuerdo muy bien, porque era vox populi en la playa, la mujer que osadamente tomaba sol en bikini sobre las rocas en las que se dijo siempre que cantó Gardel…
    Recuerdo también que la llamaban La Mulatera y que vivía en uno de los garajes, como bien dices, de una casa sobre Podestá casi la Rambla.
    Lo que no recuerdo es la historia del delincuente que era su pareja, y su asociación con el Mincho Martinicorena.
    Del Mincho, mi madre funcionaria judicial de un juzgado de instrucción hoy sería penal, con las salvedades del caso y porque mis hermanos y yo éramos niños, nos relataba jugosas anécdotas de su actividad delictiva hasta su muerte…
    Gracias por tu interesante aporte!

Deja un comentario